#Endesaquieretimarme

#Endesaquieretimarme

Esta tarde, dos comerciales de Endesa han venido a mi casa a intentar timarme. Han usado como excusa la primera de las dos devoluciones en los recibos que tienen que realizar las eléctricas por la diferencia entre las tarifas aprobadas por el Gobierno de forma provisional a comienzos de año y las que finalmente deben aplicarse, sensiblemente inferiores (unos 3 céntimos menos por cada kWh).

Según los comerciales, tengo que realizar un cambio en las tarifas para que dejen de cobrarme de más. Si no lo hago, seguiré pagando más de lo que corresponde pero Endesa ya no me devolverá el dinero, me han dicho.

He grabado la conversación, que puedes escuchar aquí. Y como el comercial me ha dejado su móvil, la cosa ha seguido por WhatsApp.

Un comentario Añadir valoración

  1. Manu dice:

    A mí me ocurrió lo mismo. Estaba en el trabajo cuando me llamó mi compañero de piso que habia venido un tipo de Iberdrola preguntando por el titular del contrato de luz y gas (sabía el nombre, aunque éramos cuatro). Pidió recibos en papel, extractos del banco (no los teníamos, pero le enseñaron la banca online con el cobro), se llevó copia del contrato de alquiler en el que figuran los nombres de todos (requisito suficiente para dar de baja un contrato a nombre de una persona y dar de alta a otra). Le hizo firmar un contrato diciéndole que nos habían cobrado de más y que era su primer día y que estaba muy nervioso, comiéndole la cabeza. Luego me llamó para contárme la “buena noticia” y ya temía lo peor. Al llegar a casa había una copia del contrato con GAS NATURAL, pese a que el tío dijo que era de IBERDROLA e incluso enseñó una tarjeta.

    Bajamos corriendo a la oficina de Iberdrola para que nos dijera qué hacer. Con los ojos como platos nos contó que en teoría nos tenían que haber dejado una hoja con un formulario de rescisión de contrato, ya que por ley tenemos 15 días (que luego resultaron ser 7) para cancelar cualquier cosa que contrates y que no haya pasado nada. Llamé rápido a Gas Natural y lo hice por teléfono. Quería quedarme tranquilo y hacerlo en una oficina pero al final no tuve tiempo de perder la mañana. Si engañó como a un chino a mi compañero de piso, no quiero ni imaginarme la cantidad de jubilados y de gente que habrá podido engañar.

    Hubiera estado encantado de denunciarlo, pero en la copia del contrato que nos dejaron el campo de número de agente de ventas estaba vacío, y no teníamos manera de ver quien era. Lo tienen todo muy bien atado, y si no te mueves rápido te apuntan a todos los KWh del mundo con 3 programas distintos de mantenimiento simultáneos.

    Una auténtica vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *